Canciones de la Guerra Civil Española

Las canciones de la Guerra Civil Española fueron, sin duda, un elemento muy importante de la propaganda política de ambos bandos en conflicto, los Republicanos y el Bando Nacional; fueron creadas para llegar de forma sencilla a los simpatizantes de las ideas de cada bando y para impulsar las acciones bélicas; muchas de ellas nacieron de la adaptación de letras a melodías populares o tradicionales.

Se difundían muy rápidamente a través de los combatientes y comunidades, así como por la radio, por ser creadas en medio del conflicto, de la mayor parte de ellas no se conoce la autoría, aunque muchas de ellas fueron escritas por compositores y poetas reconocidos, como el caso de El Tren Blindado canción creada a partir de Los contrabandistas de Ronda una canción popular recopilada por Federico García Lorca.

Estas canciones se hicieron muy populares, ya que que se convirtieron en los cantos de batalla y de momentos de descanso o en algunas fiestas, muchas de ellas han pasado a ser parte del acervo cultural del pueblo español y se han conservado en la memoria colectiva de los españoles, además por la connotación internacional de este conflicto algunas de estas canciones se hicieron populares en otras latitudes.

Una de las funciones de estas canciones era levantar la moral de los combatientes en el frente de guerra, barricadas urbanas y trincheras, con mensajes ideológicos que buscaban motivar a los combatientes e impulsar su espíritu de sacrificio; muchos de estas canciones nacieron de las Brigadas Internacionales que vinieron a potar a ambos bandos.

Socialistas, comunistas, anarquistas, demócratas y liberales de diversas latitudes vinieron a España a apoyar a los Republicanos. Mientras que nazis, fascistas, católicos, nacionalistas y carlistas vinieron a apoyar al Bando Nacional.

Las canciones se convirtieron junto al cine y los carteles, afiches y panfletos en poderosas armas ideológicas para impulsar las acciones de cada bando en la guerra; pasado el conflicto quedaron como una parte importante de la memoria colectiva.

Canciones Republicanas

Una de las características de las canciones de la Guerra Civil Española es que presentaban diversas variaciones en función de la localidad o frente de batalla en que se encontrasen los combatientes, ya que una misma canción podía presentar variaciones en su letra, un ejemplo de ello:

  • Si me quieres escribir/ ya sabéis mi paradero/ Tercera Brigada Mixta/ primera línea de fuego.
  • Si me quieres escribir/ ya sabéis mi paradero/ en el frente de batalla/ primera línea de fuego.

Las canciones republicanas, una vez finalizada la guerra sufrieron una férrea censura por parte del régimen franquista, por lo que su preservación y transmisión en muchos casos fue oral, lo que hizo que presentarán una serie de variaciones a lo largo del tiempo.

Una de las canciones republicanas con más versiones es ¡Ay, Carmela!, un canto popular que entonaban las fuerzas de guerrilla españolas que enfrentaban a las tropas napoleónicas; durante la Guerra Civil se hicieron versos dedicados a la batalla del Ebro dando origen a la canción El paso del Ebro; las hazañas de la XV Brigada fueron cantadas en ¡Viva la Quince Brigada!

Una canción que ha cobrado gran connotación internacional con versiones de artistas reconocidos; ¡Ay, Carmela! quedó inmortalizada por un filme de Carlos Saura, reconocido director español.

Las melodías de las canciones populares recopiladas por Federico García Lorca también sirvieron de base para algunas canciones que se hicieron muy populares durante la contienda y se han conservado en el imaginario colectivo hasta nuestros días una de ellas el Puente de los Franceses con melodía de Los cuatro muleros.

El tren blindado, canción conocida también como Anda o El pino verde, tiene la melodía de Los Contrabandistas de Ronda; esta canción en sus diferentes versiones relata las acciones de un tren controlado por los republicanos que marcha hacia Andalucía y destruye a los generales sublevados contra la II República.

La famosa canción Cabo de Palos que narra la victoria republicana en la batalla naval del Cabo de Palos, en la que se resalta el carácter español de la marina republicana frente a la marina del Bando Nacional con componentes extranjeros, fue creada sobre la melodía de Arrión tira del cordón, una popular canción infantil.

Algunas canciones e himnos tradicionales como La plaza de Tetuán, el Himno de Riego, Los campesinos, El pozo María Luisa y En el barranco del Lobo también fueron utilizadas por los republicanos como cantos propios en la Guerra Civil. Els Segadors actual himno nacional de Cataluña, también como canción de guerra, así como el himno del País Vasco Eusko gudariak.

Canciones socialistas, comunistas y anarquistas

La Internacional, compuesto como himno de la Internacional Socialista en 1871, era cantada por los combatientes socialistas y comunistas durante la guerra, cabe destacar que esa época era el himno de la URSS que apoyó a los republicanos en la contienda.

El Vito del Quinto Regimiento o El Quinto Regimiento fue unos de las canciones más populares durante la Guerra Civil, su melodía y estribillo están basados en Los contrabandistas de Ronda, una pieza que ya mencionamos en párrafos anteriores.

Las Brigadas Internacionales aportaron algunas canciones al bando republicano como Bandiera rossa el himno de los movimientos de izquierda italianos; Bandera roja es considerada como una de las canciones de lucha italianas más conocidas internacionalmente de todos los tiempos; los comunistas italianos que participaron en la Guerra Civil entonaban la versión conocida como Avanti popolo.

Los voluntarios italianos entonaban además el Himno de la Brigada Garibaldi y la Marcha de las Brigadas Internacionales, que se hizo muy popular entre los republicanos.

La Canción del Jarama (Jarama Song) conocida también como El valle de Jarama, se creó con la melodía de Red River Valley, una canción folclórica canadiense, en ella se cuentan las hazañas de los voluntarios norteamericanos del Batallón Lincoln que participaron en la cruenta batalla del Jarama.

Los anarquistas contaban con su himno llamado A las barricadas, compuesto por Valeriano Orobón Fernández a partir de la famosa canción La varsoviana (Varshavyanka) canción compuesta por Waclaw Swiecicki un poeta polaco; En la plaza de mi pueblo era otras de sus canciones, la cual tenía la melodía de El Café de Chinitas, una recopilación de Federico García Lorca.

Canciones del Bando Nacional

El Bando Nacional entendió pronto la importancia de la propaganda, y las canciones eran parte de ella, en primera instancia dirigidas a su propia vanguardia, para afianzar la moral de los combatientes, seguidamente a la retaguardia que se encarga de los pertrechos y de llevar nuevos hombres a la vanguardia; pero también estaban dirigidas a los simpatizantes de la causa y al pueblo para atraerlos a la causa nacional.

Muchos intelectuales se alinearon con el Bando Nacional para contribuir con las actividades propagandísticas, de allí nacieron un grupo de canciones que se convirtieron en los himnos de lucha de las tropas falangistas y sus aliados en la contienda, que luego de finalizado el conflicto se convirtieron en parte del acervo cultural del naciente régimen que gobernaría en España hasta 1975.

Agustín de Foxá a partir de la Giovinezza, considerado el himno de los fascistas italianos, compuso Cara al Sol, que se convertiría en el himno oficial de Falange Española de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista – JONS. Fernando Moraleda Bellver compuso Falangista soy, conocida también como la Canción del falangista, la cual fue muy popular durante la Guerra Civil y siguió escuchándose luego de terminado el conflicto.

La Canción del Flecha, otra de las canciones de esa época, se convirtió en el himno del Frente de Juventudes, esta organización también impulsó la canción de Isabel y Fernando y La centuria Ruiz de Alda inspirada en la marcha de las Juventudes Hitlerianas (Hitlerjugend) Nuestra Bandera ondea adelante – Unsere Fahne flattert uns voran.

Entre las otras canciones del Bando Nacional que se cantaban durante la Guerra Civil tenemos:

  • Himno del trabajo.
  • Marchando.
  • Prietas las filas.
  • Camarada.
  • El novio de la muerte.
  • Himno de la Legión.
  • Marcha de Oriamendi.