Tips para ayudar a caminar a los bebés en el momento adecuado

Generalmente a partir de los 12 meses de edad los bebés están preparados para caminar, algunos inician este proceso más rápido, otros esperan un poco más, pero todos en algún momento comienzan a dar sus primeros pasitos agarrados de los muebles, pero es un proceso que tiende a costarles bastante, bien sea por la inseguridad natural o porque necesitan un incentivo de sus padres.

En cuanto se nota que el pequeño tiene la capacidad de mantenerse en pie sin caerse y comienza a querer moverse en pie agarrado de los muebles o la pared o tiende las manos buscando ayuda para andar, es una señal inequívoca de que está preparada para caminar por sí solo.

Hay que tener mucho cuidado de no forzar a caminar al bebé si no está preparado, recuerda que caminar es un proceso natural y tiene su momento en el desarrollo del niño, apresurarlo puede causar que el bebé se caiga y sienta miedo a intentarlo nuevamente, lo que hará que el proceso se retrase y pueda hacer que sea traumático para el pequeño.

A continuación dejamos algunos tips de bebesdemama.com para ayudar a caminar a los bebés en el momento adecuado, seguramente serán de mucha ayuda:

Ayudar al bebé a ponerse de pie

Cuando el bebé muestra que quiere ponerse de pie se puede emplear una silla pequeña o banqueta para ayudarlo, podemos colocarnos detrás de la banqueta e incentivar al niño a pararse agarrándose de ella, se puede utilizar su muñeco favorito para que él se pare para agarrarlo.

Si el bebé está gateando seguramente se desplazará hasta la silla y se apoyará en ella para poner se pie, esta es una forma muy sencilla de ayudarlo a que aprenda a ponerse de pie por sí solo apoyándose en los muebles que hay en casa.

Hay que dejar que el bebé ande descalzo en la casa, ya que cuando lo hace mejora su equilibrio y sus pies se agarran mejor al suelo, esto le ayuda a que tenga más confianza para comenzar a caminar.

Los correpasillos, carritos de compra de juguete o las sillitas de muñecos son muy útiles también, con ellas los bebés pueden ponerse de pie y dar sus primeros pasos agarrados a ellas, los bebés tienen una predisposición natural a empujar objetos, es una actividad que les divierte, más aún cuando tienen ruedas. Con estos objetos se sienten más seguros y entrenan para el momento de caminar por sí solos.

Acompáñale y ten paciencia

No dejes sólo al bebé en este proceso, aprender a caminar es una situación nueva para él y puede sentir temor, colócate detrás del bebé y sostenlo de sus manos para que inicie sus primeros pasos, luego haz que se agarre de uno de tus dedos para andar, hasta que se suelte y pueda andar, es un proceso que requiere de mucha paciencia.

Es necesario que aprenda también a frenar, hay que dejar que dé algunos pasos y ayudarlo a parar, luego se incentiva para que dé otros pasos y así sucesivamente, esto lo ayudará a que pueda aprender a detenerse cuando lo requiera.